Llagas en la boca: por qué aparecen y cómo curarlas

Causas de llagas en la boca

Las llagas en la boca, también llamadas aftas bucales, son un problema muy habitual y su aparición se debe a causas muy diversas. Aunque no siempre es posible acelerar su curación, existen soluciones que podemos aplicar en función de su origen. Por eso es importante conocer por qué salen llagas en la boca y qué podemos hacer para tratarlas.

¿Por qué salen llagas en la boca?

Es de todos sabido que existen personas que tienen mayor predisposición a tener llagas en la boca, al igual que ocurre con los herpes. Sin embargo,26 existen problemas de salud diversos que pueden dar lugar a estas lesiones o tratarse simplemente de lesiones de aparición puntual causadas por un roce o lesión en la zona. Además, ya que las causas son tan diversas, las aftas pueden aparecer a cualquier edad: bebés, niños, etapa adolescente y adultos, existiendo una mayor predisposición en el sexo femenino.

Los motivos más habituales por los que se producen son los siguientes:

  • Lesiones traumáticas: lesión con un elemento punzante o metálico como puede ser el roce constante de un aparato de ortodoncia o de una prótesis que no esté correctamente ajustada, hábitos como morderse continuamente el labio o las mejillas, un diente roto que roza…
  • Bajada de defensas o déficits alimentarios (déficit de vitaminas B y C)
  • Alteraciones hematológicas (anemia)
  • Cambios hormonales (menopausia, ciclo menstrual)
  • Antecedentes genéticos
  • Enfermedades autoinmunes precipitadas por factores predisponentes especialmente el estrés
  • Estados en los que el sistema inmunológico se encuentre debilitado
  • Pueden estar presentes en enfermedades sistémicas como la enfermedad de Behçet, enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn u otras
  • Pueden aparecer durante o tras el abandono del tabaco
  • Y por último, estar causadas por alérgenos alimentarios y ciertos fármacos

¿Qué son las llagas y cuáles son los síntomas?

La lesión elemental es una úlcera sobre la mucosa, en la que se pierde el tejido epitelial porque se necrosa, dando un aspecto clínico blanco-amarillento con un halo eritematoso de color rojo.

Pueden aparecer en cualquier zona de la cavidad oral (lengua, mejillas, encías, labios y paladar) y a pesar de ser generalmente pequeñas, resultan muy incómodas ya que general bastante molestia y son recidivantes (vuelven a aparecer cada cierto tiempo). Los síntomas que provocan son:

  • Dolor localizado al rozarla o morder por esa zona
  • Presencia de un pequeño bultito de color blanquecino
  • Sabor a metal
  • Mayor sensibilidad en la zona
  • Pueden causar dificultades para comer y hablar

¿Qué tipos de aftas bucales existen?

Por lo general, llamamos a todas estas lesiones llaguitas o pupas en la boca. Pero se han descrito tres formas clínicas:

  • Aftas menores (80% casos) o de Mikulicz: Pequeñas úlceras bucales, de 2 a 4 mm de diámetro. Redondas u ovaladas, dolorosas, bien definidas. Suelen ser múltiples, de 1 a 5 en número. Son las más pequeñas y tienden a desaparecer y curarse por sí mismas a los 5 o 6 días sin dejar secuelas. Generalmente aparecen en las zonas mucosas como las encías, laterales de la lengua y parte interna de los labios y mejillas. Pueden cursas a brotes cada 3 a 4 meses.
  • Aftas mayores (10% casos) o de Sutton: Tienen 1 cm o más de diámetro y son más profundas e irregulares que las aftas menores. Suelen ser una o dos lesiones aisladas, de color blanquecino a amarillento por la aparición de exudado de fibrina. Aparecen en zonas posteriores de la boca, paladar y garganta. Desaparecen al cabo de varias semanas (20 a 30 días) y al curarse suelen dejar cicatriz. Son más dolorosas y dificultan la masticación, la deglución o el habla.
  • Estomatitis aftosa recurrente (10% casos): En este caso se produce una inflamación de la mucosa, generando gran cantidad (1 a 100) de úlceras bucales muy pequeñas (1 mm) con tendencia a unirse y a aparecer en distintas zonas orales al mismo tiempo. Aparecen en cualquier localización de la mucosa oral y su tiempo de curación es unos 15 días.

¿Cómo podemos curar las aftas bucales?

Antes de nada es importante explicar que las aftas bucales no requieren tratamiento ya que desaparecen por si solas a lo largo de los días, es decir, se curan ellas mismas al regenerarse el tejido afectado.

Sin embargo, si es cierto que existen productos y tratamientos que pueden hacernos más llevadero el proceso de curación y aliviar los molestos síntomas que ocasionan.

Como siempre, y teniendo aftas más, es recomendable una buena higiene dental sin ser agresivos y eliminar los factores desencadenantes. Hay que saber que el tratamiento es paliativo, pero no curativo. El tratamiento comienza de forma tópica con geles y pomadas, y si no funciona o el cuadro es muy grave y doloroso, se pueden dar de forma sistémica.

– Geles, cremas o pomadas tópicas que aceleren el proceso de cicatrización y que tienen componentes como el ácido hialurónico. La mayoría crean una película protectora que aísla la zona afectada ante posibles roces y contactos.

-Corticoides de forma local (tópica) como fórmulas magistrales en forma de pomada o en solución acuosa para enjuague.

-Sistémica (oral): corticoides o inmunosupresores. Se utilizan en cuadros muy agudos, o cuando los corticoides tópicos no son eficaces.

El dentista es el profesional que debe establecer el diagnóstico  y determinar el aspecto clínico de la lesión, ya que hay que diferenciar las aftas de otras lesiones parecidas como las úlceras traumáticas o víricas, u otras enfermedades mucocutáneas.

¿Es mismo una llaga que un herpes?

Pues aunque puedan tener cierta similitud en cuanto al aspecto y los síntomas, son afecciones diferentes. Para empezar, las aftas no son contagiosas como sucede con el virus del herpes, y la localización de las lesiones suele variar. Los herpes suelen aparecer en la cercanía de las comisuras de los labios mientras que las llagas o aftas bucales pueden aparecer en cualquier parte de la cavidad oral.

Te invitamos a compartir esta información acerca de la llagas bucales con tus amigos y familiares, ya que es probable que algún momento les pueda ser de utilidad, y no dudes en consultarnos si te podemos ayudar o ante cualquier duda que te pueda surgir al respecto.

En Rivera Vega Odontólogos somos odontólogos expertos en Medicina Oral y en el tratamiento de lesiones bucales en Valencia. Contamos con más de 20 años de experiencia. Para más información puedes contactar con nosotros a través de nuestro formulario de contacto o solicitar una cita Online o a través de nuestro teléfono: 963 811 959.